Introducción

Este blog tiene por objeto recopilar toda la información que pueda ser de utilidad para preparar las oposiciones a la Carrera Judicial y a la Carrera Fiscal. Desde 2001, el acceso a ambas es común, es decir, es necesario superar el mismo proceso selectivo para, posteriormente, entregar un documento en el que se opta por una Carrera u otra.

La información está organizada en secciones para que puedas seleccionar más fácilmente el tema en el que estás interesado.

Gracias por visitar el blog y espero que te sirva de ayuda.

Desde el 7 de febrero de 2014, el blog está cerrado. No contesto emails ni comentarios. Éste ha sido uno de los proyectos más bonitos de mi vida y os agradezco haberme acompañado en el camino.

viernes, 7 de febrero de 2014

Agradecimientos: cerrar el círculo

Buenos días compis,

No me voy a andar con rodeos. Voy a cerrar el blog. Con esto quiero decir que no va a haber nuevas entradas, ni voy a contestar comentarios, ni voy a responder emails. El blog seguirá subido a internet y podréis consultar todos los contenidos.

No quiero que os llevéis una impresión equivocada. Me ha encantado esta experiencia. Me he sentido muy útil y me habéis recompensado con creces el esfuerzo que el blog ha supuesto. No obstante, este proyecto surgió por unas razones que ya no subsisten, y es ésta la única razón que me lleva a dejarlo.

Con el blog, lo que quería era volcar toda mi experiencia durante la oposición con el fin de que pudiera ayudar a otros opositores. Esto incluye mis apuntes, los códigos en mp3, recursos electrónicos, las entradas "explicativas" y las entradas de corte "psicológico". Me ha quedado un blog muy completo y del que estoy muy, muy orgullosa.

No me queda nada más que contar. Al menos, nada más de lo que tenía pensado contar desde un principio. Me pedís entradas más personales, y no puedo escribirlas. No es mi estilo, y no me siento a gusto. Esto tenía un fin y siento que ya ha llegado, ¿entendéis? He cerrado el círculo.

Os agradezco, de verdad, todo el apoyo que me habéis prestado. Os aprecio mucho y, como parte del blog, sois también un poquito parte de mi vida.

Un beso y mucho ánimo,

Irene.

lunes, 3 de febrero de 2014

Convocatoria 2014: preguntas frecuentes

Buenos días compis,

A raíz de la reciente publicación en el BOE de la Convocatoria 2014, he recibido varios emails y comentarios en el blog preguntándome algunas cosillas sobre fechas de exámenes, si conviene presentarse o no al test, y otras cuestiones similares. En consecuencia, y sin perjuicio de contestaros individualmente, he decidido dedicar la entrada de hoy a poner un poco de orden en este caos de emoción post-convocatoria.

¿Cuándo será el test? No hay nada oficial confirmado. Se barajan como fechas el 12 de abril y el 27 de abril, que yo sepa. Repito que nada es oficial y que yo no tengo información privilegiada, porque no conozco a nadie que pueda pasármela. Pero entiendo que hay que prepararse para "lo peor", así que recomiendo estudiar pensando que el test será lo más pronto posible.

Sí que aviso, también extraoficialmente, de que creo que habrá muy poco tiempo desde el test al primer oral (como 3 semanas) y que la convocatoria, igual que la de 2013, será probablemente exprés (primer oral antes de verano, segundo oral a partir de septiembre). 

Llevo poco tiempo preparando, ¿debería presentarme al test? En mi opinión, sí. Pero es que en mi opinión, nunca hay que desperdiciar la oportunidad de ganar experiencia en la oposición. En consecuencia, incluso si llevas 1 mes preparando, te recomiendo que eches la instancia (¡eso también requiere práctica!) y que vayas al test. Y que hagas lo que puedas. Aunque creas que es imposible aprobar, ponte una meta y trata de cumplirla. Por ejemplo, si sólo te sabes Constitucional y 25 temas de Civil, ve al test y trata de contestar las 10 preguntas de Constitucional y las que te sepas de Civil. Luego, si quieres, y como no tienes nada que perder, prueba a contestar el resto. Cuando salga la plantilla de respuestas, verifica que aquéllas que contestaste seguro (las que te sabías), no las has fallado. Si eso es así, da igual que hayas sacado un -4 en el examen (NO SE PUEDEN SACAR NOTAS NEGATIVAS, no os asustéis. Esto es una broma), porque habrás cumplido tu meta.

Las ventajas de presentarse al examen aunque creas que no vas preparado son las siguientes:

  • Aprendes a echar la instancia y, en caso de que hayas incurrido en algún defecto subsanable, a subsanarlo en el plazo previsto para ello.
  • Aprendes en qué lugar te toca hacer el examen tipo test, cómo viajar hasta allí y dónde alojarte.
  • Experimentas el ambiente de examen y compruebas cuáles son tus sensaciones.
  • Aprendes a gestionar el tiempo de examen.
  • Aprendes a valorar si te conviene contestar más preguntas o quedarte sólo con las seguras o casi seguras.
  • Aprendes a pasar las respuestas a la hoja de respuestas (MUCHÍSIMA GENTE SE EQUIVOCA HACIENDO ESTO).
  • ¿Te imaginas que apruebas? Qué maravilla.
Los únicos inconvenientes de presentarse al examen cuando crees que no vas preparado es que... te pones nervioso. Y que cuesta dinero (sobre todo desplazamiento y alojamiento, si no vives donde se hace el test -y si no haces las locuras que hago yo de viajar el propio día de examen-). Pero aparte de eso, yo sólo veo ventajas. ¡Anímate!

No he estudiado los Procesales, ¿cómo me preparo para el test? Los Procesales son sólo 20 preguntas del test (13 de Procesal Civil y 7 de Procesal Penal). Tradicionalmente, no era necesario, por la nota de corte, saberse estas preguntas para aprobar. Actualmente, no obstante, es un poco más complicado. Si no contestas ninguna pregunta de los Procesales, el resto del examen tiene que haberte salido muy, muy bien, y no puedes fallar preguntas "por despiste" (me refiero a esas preguntas "que van a pillar" y que fallas "por falsa seguridad" -o "por tonta", como digo yo-).

Creo que si no te sabes los Procesales, y teniendo tan poco tiempo de aquí al examen, tienes que prescindir de ellos. Algunos me preguntáis si conviene que os leáis los temas, o la ley, y sinceramente os digo que Procesal es una materia muy compleja y que creo que el tiempo que invirtáis en ella, dando por hecho que será poco, sólo va a serviros para perderlo. Personalmente me centraría en llevar Constitucional, Civil y Penal lo mejor posible. Si luego, en el examen, os suena alguna pregunta de Procesal, tendréis que valorar si contestarla o no (CUIDADO CON LA FALSA SEGURIDAD. Eso de "me suena de la carrera", que la carrera hace mucho que la terminamos y las respuestas de un tipo test siempre "suenan" porque ésa es su función, ser engañosas).

¿Vas a actualizar los temas de acuerdo con el nuevo programa? No. Para conseguir los temas actualizados al programa, hay que comprar el suplemento correspondiente que Carperi pondrá a la venta. Estos cambios, en principio, no entran dentro de la suscripción a las actualizaciones, sino que hay que pagarlos aparte. Siento no poder ayudaros en este punto, pero estoy igual de perdida que vosotros.

¿Hay dispensas? No. En esta convocatoria, todo el mundo tiene que hacer los tres ejercicios, y si apruebas alguno de ellos pero no todos, no tienes ninguna ventaja de cara a la convocatoria siguiente.

Si tenéis alguna otra pregunta, aquí estoy para hacer lo que pueda :)

jueves, 30 de enero de 2014

Convocatoria 2014: cambios en el programa

A continuación analizamos los cambios introducidos en el programa por la convocatoria 2014. En negro, los temas de la convocatoria 2014 que han sufrido modificaciones, y en morado, esos mismos temas en su anterior formulación en la convocatoria 2013. He subrayado los epígrafes añadidos o suprimidos, para que sean de más fácil identificación. Puedes acceder a la convocatoria de 2014 aquí (publicada en el BOE de 31 de enero de 2014).


DERECHO CONSTITUCIONAL

(2014), MODIFICACIÓN. Tema 11. La protección y garantía de las libertades y de los derechos fundamentales. Las garantías normativas; análisis del artículo 53 de la Constitución Española. Las garantías institucionales: el Defensor del Pueblo. La suspensión de los derechos y libertades.

(2013) Tema 11. La protección y garantía de las libertades y de los derechos fundamentales. Las garantías normativas; análisis del artículo 53 de la Constitución Española. Las garantías institucionales: el Defensor del Pueblo. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos. La suspensión de los derechos y libertades.

(2014), NUEVO TEMA. Tema 14. La Declaración Universal de Derechos Humanos. Otros Tratados de Naciones Unidas en materia de derechos fundamentales. El Convenio Europeo de Derechos Humanos. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos: constitución, competencias y procedimiento. La eficacia de sus sentencias.

CAMBIA LA NUMERACIÓN DE LOS TEMAS POSTERIORES.

DERECHO CIVIL

(2014), MODIFICACIÓN. Tema 12. El Registro Civil; concepto y legislación vigente, con referencia a la Ley 20/2011, de 21 de julio. Hechos inscribibles. Organización. Competencia. Asientos registrales.

(2013) Tema 12. El Registro Civil; concepto y legislación vigente, con referencia a la Ley 20/2011, de 21 de julio. Hechos inscribibles. Organización. Competencia.

(2014) SE ELIMINA EL TEMA 13.

CAMBIA LA NUMERACIÓN DE LOS TEMAS POSTERIORES.

(2014), NUEVO TEMA. Tema 49. Defensa de los Consumidores y Usuarios. Contratos con los consumidores y usuarios: Disposiciones generales y derecho de desistimiento. Condiciones generales y cláusulas abusivas. Contratos celebrados a distancia. Contratos celebrados fuera de establecimientos mercantiles. Garantías y servicios posventa.

LOS TEMAS 50 Y SIGUIENTES CONSERVAN LA MISMA NUMERACIÓN

DERECHO PENAL

(2014), ESCISIÓN DEL TEMA 39 EN DOS TEMAS. Tema 39. Delitos contra la Hacienda Pública y contra la Seguridad Social.

Tema 40. Delitos contra los derechos de los trabajadores. Delitos contra los derechos de los
ciudadanos extranjeros.

(2013) Tema 39. Delitos contra la Hacienda Pública y contra la Seguridad Social. Delitos contra los derechos de los trabajadores. Delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.
CAMBIA LA NUMERACIÓN DE LOS TEMAS POSTERIORES.

DERECHO PROCESAL CIVIL

No hay cambios en el programa.

DERECHO PROCESAL PENAL

(2014), MODIFICACIÓN. Tema 36. La cooperación judicial penal internacional. Instrumentos bilaterales y multilaterales de cooperación judicial penal. El Estatuto de Roma y la Corte Penal
Internacional. Cooperación judicial penal en el marco del Consejo de Europa: el convenio de
Asistencia Judicial Penal de 1959 y el Convenio Europeo de Extradición. Doctrina derivada de las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el ámbito del proceso penal.

(2013) Tema 36. Cooperación jurídica internacional en materia penal. La extradición. La orden europea de entrega y detención. El Convenio Europeo de Extradición. La cooperación jurídica europea.

(2014), MODIFICACIÓN. Tema 37. La cooperación judicial penal en la Unión Europea. El principio de reconocimiento mutuo y su desarrollo. La orden europea de entrega y detención. Garantías procesales.

(2013) Tema 37. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos: constitución. La eficacia de sus sentencias. Especial consideración de la doctrina derivada de sus sentencias en el ámbito del proceso penal. Nociones sobre el Tribunal Penal Internacional.

DERECHO MERCANTIL

(2014), MODIFICACIÓN. Tema 16. La compraventa mercantil: concepto y régimen jurídico. El riesgo. Compraventas mercantiles especiales. La venta a plazos de bienes muebles.

(2013) Tema 16. La compraventa mercantil: concepto y régimen jurídico. El riesgo. Compraventas mercantiles especiales. La venta a plazos de bienes muebles. Las ventas fuera de establecimiento mercantil.

DERECHO ADMINISTRATIVO Y LABORAL

No hay cambios en el programa.

Convocatoria 2014: leer las bases

En su día, colgué una entrada dentro de la sección "Qué hacer cuando sale la convocatoria" que se llamaba "Leer la convocatoria". Esta entrada tiene por objeto analizar las bases de la convocatoria del año 2014 y poner de manifiesto las posibles diferencias respecto de la convocatoria del año anterior. Las diferencias están subrayadas. Si quieres ver las condiciones de la convocatoria 2013 para apreciar los cambios, consulta la entrada correspondiente aquí. Puedes acceder a la convocatoria de 2014 aquí (publicada en el BOE de 31 de enero de 2014).

¿Cuántas plazas se ofrecen, y cuál es su distribución? En la convocatoria de 2014: 100 plazas, y de ellas 50 son de jueces (50%) y 50 de fiscales (50%).

¿Qué ocurre si aprueban menos personas que plazas? “Si el número final de personas aprobadas es inferior al de las plazas convocadas, la Comisión de Selección ofrecerá un número de plazas igual al de las personas aprobadas, manteniendo en este caso la misma proporción que guardan las plazas convocadas en cada una de las Carreras”. Es decir, si en la convocatoria de 2014 hubieran aprobado sólo 80 personas, de ellas 40 son de jueces (50%) y 40 de fiscales (50%).

¿Se reservan plazas para personas con discapacidad? ¿Qué ocurre si no se cubren? En la convocatoria de 2014: se reservan 5 plazas de las 100 plazas para personas con discapacidad. Si no se cubren, estas plazas acrecen las del turno libre.

¿Qué requisitos hay que cumplir para poder presentarse a las oposiciones? Hice un Grado en Derecho, ¿puedo presentarme? "Para tomar parte en este proceso, las personas aspirantes deberán ser mayores de edad, tener la nacionalidad española, y no haber incurrido en ninguna de las causas de incapacidad que recoge el artículo 303 LOPJ y el artículo 44 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal. Podrán concurrir al proceso los licenciados en Derecho o los que posean un título equivalente en los planes de estudio actuales, es decir, la graduación en Derecho. Todo ello con referencia a la fecha en la que expire el plazo establecido para la presentación de solicitudes. Las personas aspirantes no deberán tener la edad de jubilación en la Carrera Judicial prevista en el artículo 386 de la misma Ley Orgánica, ni alcanzarla durante el tiempo que dure el proceso selectivo hasta la toma de posesión, según disponen los artículos 301.6 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y el 46 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal."

¿Cuántos Tribunales calificadores habrá? "La Comisión de Selección podrá nombrar varios Tribunales calificadores para la evaluación de los ejercicios orales en función del número de aspirantes, distribuyendo equitativamente entre los mismos el número de personas opositoras y de plazas convocadas, salvo quienes participen por el turno de reserva para personas con discapacidad, que serán todas examinadas por el Tribunal calificador número 1. En tal caso, todos los Tribunales calificadores actuarán bajo la dirección y coordinación del Tribunal designado en primer lugar, al que corresponderá como Tribunal número 1 la resolución de cuantas consultas, interpretaciones o criterios de valoración y unificación puedan plantearse por los restantes Tribunales, los cuales, sin embargo, actuarán con autonomía en cuanto a la selección de las personas opositoras que les correspondan." 

¿Qué ocurre si un Tribunal no cubre las plazas que tiene asignadas? En el supuesto de que se hubiera procedido al nombramiento de varios Tribunales y alguno de ellos dejara sin cubrir alguna de las plazas asignadas, éstas acrecerán las de aquel o aquellos Tribunales que considerasen necesario aprobar un número de personas opositoras superior al de las plazas asignadas en principio.”

¿Hay que exponer los temas con arreglo a la legislación vigente? ¿O a la legislación publicada, aunque aún no esté vigente? Si se reforma posteriormente la legislación, ¿debo exponer los temas conforme a tales reformas? “La oposición constará de tres ejercicios teóricos, todos de carácter eliminatorio. Tendrán como base el Temario publicado como anexo I al presente acuerdo, cuyo contenido, para todos los ejercicios de la oposición, se ajustará a la normativa publicada en el «Boletín Oficial del Estado» a la fecha de la publicación de la convocatoria, aún cuando no hubiera entrado en vigor.”

En los ejercicios orales, ¿se puede cambiar algún tema? “Cada aspirante, teniendo a la vista una copia de los epígrafes del Temario, extraerá los cinco Temas, y podrá rechazar uno de ellos, indicándolo al Tribunal antes de hacer uso del tiempo de preparación, en cuyo caso extraerá un sexto de la misma materia y bloque que el rechazado.”

¿He de tardar 60 minutos justos, o puedo pasarme un poco? En el primer oral, “excepcionalmente, cuando el contenido del ejercicio lo justifique, el Tribunal podrá conceder cinco minutos de gracia para finalizar el último Tema.” Esto no se prevé en el segundo oral.

En los exámenes orales, ¿existe tiempo de preparación? Antes del desarrollo del segundo y tercer ejercicio, la persona opositora dispondrá de quince minutos para la preparación de los mismos, pudiendo redactar, si lo desea, unos esquemas que tendrá a la vista durante la exposición oral, juntamente con el programa que le facilitará el Tribunal, sin poder efectuar ningún otro tipo de consulta.”

¿Qué criterios se valoran en el segundo y tercer ejercicio? "Para la evaluación de los ejercicios segundo y tercero, el Tribunal comprobará que la persona aspirante:
  1. Demuestra una preparación técnico jurídica suficiente, concretada en el conocimiento de la norma jurídica, los conceptos e instituciones relacionados en el Temario y las teorías doctrinales y jurisprudenciales sobre los mismos;
  2. Analiza con corrección los problemas que plantean;
  3. Obtiene conclusiones generales a partir de sus diferentes elementos;
  4. Relaciona adecuadamente cada instituto expuesto con otros puntos del programa;
  5. Expone los Temas con coherencia, claridad, orden y fluidez;
  6. Emplea con propiedad y corrección jurídica términos y expresiones;
  7. Dedica el tiempo adecuado a cada institución."

En los ejercicios orales, ¿puede el Tribunal preguntarme algo, o interrumpirme para que aclare algún punto? En cualquier momento de la exposición, o al final de la misma, el Tribunal, a través de su Presidencia, podrá hacer ver a la persona opositora la falta de desarrollo suficiente de alguno de los epígrafes de los Temas expuestos, para que pueda suplir dicha omisión en ese momento, o solicitar alguna aclaración acerca del contenido del examen, a los únicos efectos de valorar el ejercicio de acuerdo con los criterios de evaluación descritos en esta base."

En los ejercicios orales, ¿estaremos solo yo y el tribunal, o pueden acceder a la sala terceras personas? Los ejercicios segundo y tercero se realizarán en audiencia pública.”

En los ejercicios orales, ¿puedo pedir un aplazamiento? "Se efectuará un solo llamamiento para el grupo de personas opositoras que hayan de examinarse el mismo día, quedando decaídos en su derecho quienes no comparezcan a realizar el ejercicio, salvo que con anterioridad a dicho acto justifiquen la causa de la incomparecencia o, de no poder hacerlo, lo acrediten sin demora, circunstancia que será apreciada por el Tribunal, el cual, en el caso de estimarla, examinará a la persona opositora al comienzo de la sesión siguiente en que sea posible hacerlo."

En los ejercicios orales, ¿el Tribunal puede invitarme a retirarme? “Cuando el Tribunal, consultado a tal efecto por su Presidente y por decisión unánime de sus miembros, apreciara a la conclusión del segundo Tema de cualquiera de los ejercicios orales una manifiesta deficiencia de contenido, invitará a la persona opositora a retirarse y dará por concluido para aquélla el desarrollo de las pruebas, reflejando la motivación oportuna en el acta de la sesión correspondiente.”

En los ejercicios orales, ¿qué calificación pueden darme? Aquí hay NOVEDADES IMPORTANTES. "Al concluir la exposición de los temas, los miembros del Tribunal, valorando en su conjunto el ejercicio realizado, votarán sobre el aprobado o suspenso, exigiéndose para el aprobado la mayoría de votos del Tribunal y decidiendo, en caso de empate, el voto de quien presidaA la persona opositora así aprobada, cada miembro del Tribunal concederá una puntuación de 0 a 10 puntos por cada uno de los temas expuestos, haciendo constar en acta la puntuación otorgada por cada miembro a cada tema. La nota final resultante se obtendrá con la suma de todas las puntuaciones, excluyendo la máxima y la mínima de las otorgadas a cada tema, sin que pueda excluirse más de una máxima ni más de una mínima por tema, y dividiendo el total entre el número de puntuaciones computadas. Si, como consecuencia de las operaciones anteriores, la nota final fuera inferior a 25 puntos, la persona opositora recibirá esta nota mínima."

¿Cómo se confecciona la lista final de aprobados? “Para la confección de la lista general se comenzará por las personas opositoras números 1 de cada Tribunal, ordenados según la puntuación obtenida, decidiendo los empates acudiendo a la nota obtenida por las personas empatadas en el primer ejercicio, en su defecto, por la obtenida en el segundo y, en último término, por sorteo entre los interesados; a continuación, se colocarán las personas aprobadas en segundo lugar, ordenados según el mismo criterio, y así sucesivamente hasta la formación completa de la lista.” “Como consecuencia de la confección de la lista general atendiendo a los criterios descritos, algunas personas podrán tener una nota superior a otras que les precedan en dicha lista." Es decir, no se realiza la ponderación entre tribunales que se hacía en convocatorias anteriores.

Motivación: fragmento de "Momo", de Michael Ende

Buenos días compis,

Momo es uno de mis libros preferidos desde que tengo uso de razón. Lo tengo en casa, en una de esas ediciones que está tan manoseada que parece que haya durado siglos y haya ido pasando de generación en generación. Probablemente haya sido así.

Hoy me he acordado de este libro porque en él hay muchos buenos consejos, y uno de ellos puede referirse muy bien a la oposición. Os adjunto un fragmento sobre Beppo El Barrendero.

"Cuando barría las calles, lo hacía despaciosamente, pero con constancia; a cada paso una inspiración y a cada inspiración una barrida. Paso—inspiración—barrida. Paso—inspiración—barrida. De vez en cuando, se paraba un momento y miraba pensativamente ante sí. Después proseguía paso—inspiración—barrida.

Mientras se iba moviendo, con la calle sucia ante sí y la limpia detrás, se le ocurrían pensamientos. Pero eran pensamientos sin palabras, pensamientos tan difíciles de comunicar como un olor del que uno a duras penas se acuerda, o como un color que se ha soñado. Después del trabajo, cuando se sentaba con Momo, le explicaba sus pensamientos. Y como ella le escuchaba a su modo, tan peculiar, su lengua se soltaba y hallaba las palabras adecuadas.

 —Ves, Momo —le decía, por ejemplo—, las cosas son así: a veces tienes ante ti una calle larguísima. Te parece tan terriblemente larga, que nunca crees que podrás acabarla.

 Miró un rato en silencio a su alrededor; entonces siguió:

 —Y entonces te empiezas a dar prisa, cada vez más prisa. Cada vez que levantas la vista, ves que la calle no se hace más corta. Y te esfuerzas más todavía, empiezas a tener miedo, al final estás sin aliento. Y la calle sigue estando por delante. Así no se debe hacer.

 Pensó durante un rato. Entonces siguió hablando:

—Nunca se ha de pensar en toda la calle de una vez, ¿entiendes? Sólo hay que pensar en el paso siguiente, en la inspiración siguiente, en la siguiente barrida. Nunca nada más que en el siguiente.

 Volvió a callar y reflexionar, antes de añadir:

—Entonces es divertido; eso es importante, porque entonces se hace bien la tarea. Y así ha de ser.

 Después de una nueva y larga interrupción, siguió:

 —De repente se da uno cuenta de que, paso a paso, se ha barrido toda la calle. Uno no se da cuenta cómo ha sido, y no se está sin aliento.

 Asintió en silencio y dijo, poniendo punto final:


 —Eso es importante."

Que tengáis un buen jueves compañeros.

lunes, 27 de enero de 2014

Estados de ánimo opositoriles: elegir opositar

Buenos días compis,

Acabo de llegar a casa recién salida de 8 horas de concentración extrema para redactar un ejercicio evaluable del Área de Instrucción de la Escuela (mis entradas siempre están programadas, como podéis observar, porque eso de trabajar de madrugada aún no lo hacemos... digámoslo bajito, para no dar ideas, ¿verdad?), y mi cansancio absoluto me hace replantearme mis decisiones. Es como cuando estudiando la oposición, tienes un día malo, o peor, horrible, y piensas "¿pero qué hago yo aquí?". Pues bien, hoy es el día. Hoy vamos a analizar la vocación.

No sé exactamente cómo y porqué decidisteis opositar. Si os preguntara, probablemente vuestras respuestas no coincidirían en absoluto. Hay quienes desde pequeños saben lo que quieren ser, y quienes lo deciden según lo que la vida te depare. Yo soy de estas últimas. Suelo tomar las decisiones más importantes de mi vida en el corto espacio temporal previo a la fecha límite para tomarlas. Así opté por Derecho y LADE en vez de Medicina, y así opté por opositar a Juez en vez de pedir una beca Talentia para hacer un máster maravilloso cualquiera en una Universidad del mundo cualquiera. En realidad todo esto suena muy chulo, pero debéis saber que no hice Medicina porque me dan yuyu las heridas, y que no pedí la Talentia porque hay que preparar un dossier muy largo y hacer muchos exámenes de admisión y me daba pereza. Opositar me pareció más asequible (¿¿¿¡¡¡???!!!).

Venga, ahora en serio. Elegí opositar porque me encanta España y quiero vivir aquí toda mi vida. Porque quería ser independiente económicamente y poder ayudar a mi familia y amigos, en caso de ser necesario. Porque quiero ser parte del servicio público, que mis hijos vayan a un colegio público, tengan acceso a la sanidad pública y entiendan que uno sólo es feliz a través del servicio a los demás. Elegí opositar porque tengo vocación de servicio al ciudadano.

Creo que esto último es lo esencial. Es lo que define que quieras formar parte de la red de empleados públicos del Estado, tu Comunidad Autónoma o tu localidad. Una vez lo tengas, sólo es cuestión de elegir dónde, concretamente, puedes ser más útil y te sentirás más a gusto ejerciendo tu profesión.

Como todas las decisiones, la de elegir tu camino tiene bastante poco de racional y muy mucho de intuitiva. Me informé de Notarías... y estaba casi convencida, pero no. No sé muy bien por qué. Es de esto que sabes que tu corazón te dice que no, aunque tu cabeza no vea motivo racional para rechazarlo. Pero lo rechacé, y elegí opositar a Juez. Hubo señales, ¿sabéis? Que al buscar preparador, me enterara que el padre de una de mis más queridas amigas preparaba; que él me pusiera las cartas sobre la mesa diciéndome que los Jueces tenían una ingente cantidad de trabajo y que tenía que estar dispuesta a sobrellevarlo; que siendo una persona importante viviera de forma tan sencilla... en fin, me pareció que sí, que aquello era lo mío. Que me encanta decidir, aunque a veces duela, y que me encanta ser independiente, aunque a veces quiera pedir ayuda. Elegí ser Juez. Y, en mi opinión, una vez tomas una decisión como ésta, has de arriesgar hasta el final. No cabe replanteársela de nuevo.

¿Me arrepiento? No. Ha sido la decisión correcta. Es el trabajo de mi vida, el que mejor se adapta a mi personalidad, el que creo que mejor se me da hacer y, por supuesto, con el que más siento que ayudo a los demás. Aunque no siempre crean que les ayudo, ¿entendéis? Estoy plenamente convencida de lo que hago y me enorgullece poder hacerlo.

¿Y vosotros? ¿Cuándo y cómo decidisteis opositar?

jueves, 23 de enero de 2014

Motivación: mis frases

Buenos días compis,

He pensado traeros algunas de las cosas que me ayudaban a sobrellevar el día cuando tenía algún momento de bajón. Opositando, esto me ocurría bastante a menudo, por lo que tengo un arsenal de frases, canciones, películas y otros elementos motivadores. Hoy os dejo algunas de las frases que escribí durante la oposición y que me ayudaron a seguir adelante en los momentos malos.

Frases motivadoras. Personalmente, no soy de empapelar el cuarto con elementos motivadores, aunque envidio a los opositores que sí lo hacen. Soy demasiado dejada para eso. Lo que sí hacía de vez en cuando es anotar algo especialmente importante que no quería olvidar, o alguna lección que había aprendido y quería recordar para no volver a caer en el bucle de las quejas. Así, al principio de la oposición, cuando veía la montaña de Carperis y me agobiaba pensando que no, que era imposible, que nunca en la vida sería capaz de saberme todo eso... y ¡mucho peor! ¡sabérmelo todo a la vez! Escribí:

"El día que me sepa los 320 temas, aprobaré. Antes no. 
(Porque no me lo merezco.)"

Que conste que hay gente que aprueba sin saberse todos los temas, y que igualmente puede ser un aprobado merecido. Pero yo quería convencerme de que necesitaría tiempo para sentir que efectivamente merecía aprobar, y que si suspendía antes de haber llegado ese momento, no debía desanimarme y tendría que obligarme a continuar.

Otra de las veces, resultó que me dí cuenta de que me había pasado desde principios de febrero de 2012 hasta finales de abril de ese mismo año esperando la convocatoria. Y que no salió. Y que miraba tan a menudo el BOE que tenía una aplicación en el móvil y sabía que lo publicaban a las 7:30 en punto de la mañana. Y de que eso era bastante enfermizo y me estaba deprimiendo. Así que escribí:

"Esto no va a hundirme."

Finalmente, y como ya comenté en otra entrada, también me auto-escribí una carta el día que iba a examinarme en el Tribunal Supremo. De esto sí que tengo foto, porque aún la guardo en la cartera. Es muy personal y me da hasta vergüenza enseñárosla, pero en fin... os la regalo.


Quiero que conste que los integrantes del Tribunal calificador saben muchísimo de Leyes, doctrina y jurisprudencia y que esto que escribí simplemente tenía por objeto darme ánimos y confianza para el examen. Es por esto por lo que lo comparto con vosotros.

¿Y vosotros? ¿Hay alguna frase que os motive especialmente?