Introducción

Este blog tiene por objeto recopilar toda la información que pueda ser de utilidad para preparar las oposiciones a la Carrera Judicial y a la Carrera Fiscal. Desde 2001, el acceso a ambas es común, es decir, es necesario superar el mismo proceso selectivo para, posteriormente, entregar un documento en el que se opta por una Carrera u otra.

La información está organizada en secciones para que puedas seleccionar más fácilmente el tema en el que estás interesado.

Gracias por visitar el blog y espero que te sirva de ayuda.

Desde el 7 de febrero de 2014, el blog está cerrado, sin perjuicio de posibles actualizaciones del temario. No me comprometo a contestar emails ni comentarios. Éste ha sido uno de los proyectos más bonitos de mi vida y os agradezco haberme acompañado en el camino.

martes, 1 de octubre de 2013

Ritmo de estudio

Muchos de vosotros (yo misma) empezáis a opositar y no conocéis a ningún otro opositor y, por tanto, sentís que vais un poco “a ciegas”. No sabéis si vuestro ritmo de estudio es el adecuado o si vais muy lentos; cuando un día os quedáis en blanco total ante el preparador creéis que es porque no valéis para esto; si el preparador os dice que tenéis que volveros a repasar un tema creéis que eso significa que lo lleváis fatal. Todo esto es normal. Esta oposición es “opaca”, en el sentido de que hay mucha falta de información y, a veces, incluso desinformación.

Esta entrada es complicada de escribir porque si ahora digo que lo normal es llevar X temas a la semana y alguien lleva menos, se desmoraliza. También os digo que decir, en términos absolutos, que “llevar X temas a la semana es lo normal” es falso. Dependerá de la persona, el preparador y sobre todo del sistema de estudio.

No obstante, esta pregunta se repite frecuentemente entre los opositores. Hay opositores que dicen “haz lo que diga tu preparador, eso estará bien”. Personalmente creo que un poco de información y sentido común sobre la materia no puede dañarnos a ninguno. Porque, ¿y si la relación preparador-opositor no es idónea? ¿y si el sistema que sigue hace que avances muy lento, aunque repases mucho, y te estás quemando? Sería mejor saberlo con tiempo, poder comparar con otros compañeros u otros preparadores para poder tomar la mejor decisión para ti, ¿no?

Muchísimos opositores dicen: “si hubiera sabido lo que sé ahora cuando empecé, habría hecho las cosas de otra manera”. Algunos incluso dicen que “habrían aprobado antes”. Es por eso que tuve la idea de hacer este blog, y es por eso que voy a enfangarme en la cuestión del ritmo de estudio.

Fase de adaptación. En un primer momento de la oposición, sólo se avanza. Es lógico, pues no tienes temas estudiados que hayas de repasar. Aquí hay dos tipos de preparadores:
  • Los que quieren que avances poco a poco, para asegurarse de que te adaptas a la oposición de una manera no muy traumática. Te exigen 2 ó 3 temas nuevos a la semana, y te avisan de que pronto se incrementarán.
  • Los que quieren que avances lo máximo posible, porque todavía no tienes repasos y puedes hacerlo, y porque aunque adaptarse a la oposición es difícil, la motivación que tienes al comenzar hay que aprovecharla por todos los medios. Te exigen de 4 temas nuevos a la semana para arriba.

Supongo que todos los opositores están en uno u otro grupo. Ambos son perfectamente válidos, y lo digo en serio, porque tan perjudicial es estar en el primer grupo y tener más tiempo libre del que deberías, como estar en el segundo grupo y estar ya exhausto porque no llegas a cumplir con el preparador. La regla, en cualquier fase de la oposición, es la siguiente: ir tan agobiado como para estar a punto de no cumplir con el preparador, pero no tanto como para no cumplir de forma sistemática. Siempre hay que estar con el agua al cuello. Así que, tanto si vas más relajado como más agobiado de la cuenta, has de hablar con el preparador y cambiar el ritmo.

En la fase de adaptación, lo esencial no es llevar más temas. Lo esencial es organizarse:
  • Decidir cómo vas a estudiar (por el libro, haciendo resúmenes o esquemas, decidir si los vas a hacer a ordenador o a mano…). Es crucial, porque si no lo decides ahora, vas a decidirlo en un momento posterior y ya llevarás mucho tiempo de “retraso” (imagínate que cuando llevas estudiados 30 temas decides que lo que mejor te viene es hacer resúmenes a ordenador; esos 30 temas tendrás que resumirlos en algún momento y eso te hará “retrasarte” respecto del estudio de los temas posteriores).
  • Decidir dónde vas a estudiar (en casa y en tu cuarto, en casa pero en otro lugar más “libre” de distracciones, en la biblioteca…).
  • Decidir el horario de estudio. Por ejemplo, si estás más fresco por las mañanas, puedes decidir levantarte muy temprano y hacer el máximo esfuerzo en esa franja horaria (leer el tema, subrayarlo, hacer el resumen o esquema y hacer el primer estudio) y dejar para la tarde algo más “fácil” o ameno (hacer otras tandas de estudio sobre el tema ya machacadito).

Fase de preparación. Una vez te has adaptado a la oposición, toca decidir cuál va a ser tu ritmo general de estudio durante la misma. Veamos cómo actuarían los dos grupos de preparadores:
  • Los que querían que avanzaras poco a poco irán incrementando tu ritmo de estudio, sea añadiendo más temas nuevos a la semana, sea añadiendo temas de repaso. Si sigues llevando 2 ó 3 temas nuevos a la semana y haces repasos, no te preocupes por ir “lento”; pues me consta que hay un famoso preparador que sigue este sistema y tiene un alto ratio de aprobados en 3 años de preparación. Puede que tu preparador se inspire en este sistema. Lo que sí debe preocuparte es el hecho de estar “quemado” por llevar un ritmo tan exhaustivo, pues en este caso puede que te venga bien un cambio de sistema de estudio.
  • Los que quieren que avances lo máximo posible mantendrán el ritmo de estudio impuesto y, en su caso, añadirán repasos. Dependiendo de los repasos que añadan y de cuál sea tu capacidad para cumplir con el preparador, puede que bajen el número de temas nuevos semanales. No te preocupes por esto, piensa que a veces hay que sacrificar avanzar por repasar, y a veces repasar por avanzar. Vas a estar en ambos extremos de la cuerda a lo largo de tu vida opositoril y siempre estarás inseguro al respecto: ¿debería ir más rápido? ¿debería repasar más para que no se me olvide lo estudiado? No hay respuesta correcta.

Fase de crisis. No te alarmes si, en algún momento de tu fase de preparación, no puedes puntualmente seguir el ritmo de estudio y lo bajas, sea temporal o definitivamente. No siempre se puede estar al 100%, y lo importante es saber adaptarse a esas circunstancias.

Fase de revisión. Ésta es la fase en que ya te lo has estudiado todo, absolutamente todo, y sólo te queda repasar y repasar hasta el examen. Muchos opositores no pasan por esta fase. Muchos opositores (igual esto te choca, pero es común) aprueban sin saberse todos los temas, o habiéndoselos aprendido en las semanas previas al último ejercicio.

Fase de convocatoria. El ritmo de estudio cuando estás inmerso en el proceso de selección es distinto del que sigues habitualmente. Así, antes del test es posible que el preparador te marque 3 ó 4 semanas de repasos “exprés” de la materia que entra en el test. Antes del segundo ejercicio (primer oral) y del tercer ejercicio (segundo oral) es conveniente repasar todos los temas de los que te examinas en un período de 10-15 días. Yo, personalmente, acostumbro a dejar 1 ó 2 días antes del examen en blanco, por varias razones:
  • Es posible que hayas previsto que te convoquen para un día, y el ritmo de llamamientos se acelere y te convoquen el día antes.
  • Es posible que te retrases con los repasos y tengas que recuperarlos en esos días.
  • Incluso si nada de lo anterior ocurre, conviene utilizar esos días en blanco para repasar los temas que peor lleves o para hacer un “repaso visual” (es como llamo yo a “pasar páginas” mentalmente para asegurarte de que no te quedas en blanco en ningún tema).


¿Y vosotros? ¿Habéis tenido fases de crisis? ¿Cómo las afrontáis? ¿Cómo estructuráis los repasos previos a los orales?

10 comentarios:

  1. Judicatura101, qué gran trabajo! Gracias por reunir toda esta información para nosotros. Me alegra oír las voces de aquellos que ya habéis aprobado, la mayoría abandona el blog cuando lo hace, y sin embargo tú lo has creado para nosotros tras aprobar. Podrías contarnos tu experiencia ante el TS? Yo llevo menos de un año, pero supongo que es lo único en que pensamos todos... Un besi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchas gracias por tu comentario :) Tengo pensada una entrada (o varias) para la experiencia en el Tribunal Supremo, y así poder contar los trámites previos (dónde está, por qué puerta se entra, en qué sala examinan y foto de la misma, el trámite con el bedel, el trámite con el secretario), el examen propiamente dicho (los esquemas y la exposición) y la calificación (cuándo te la dan y cómo). La subiré un poquito más adelante porque ésa no la tengo acabada, y debería ser exhaustiva, porque como tú dices, ¡el TS es lo que nos da más miedo a todos! Pero la haré. Gracias por pedírmela, así me hago a la idea de lo que os parece más importante e intento añadirlo. ¡Mucho ánimo con el estudio! ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Yo llevo solo unas semanas en esto de las oposiciones. Ahora mismo llevo 2 temas por cante, dos el lunes y otros dos el jueves, 4 nuevos a la semana. Os parece adecuado para empezar. Por ahora no me veria con mas temas, le dedico prácticamente un día a cada tema, pero claro en ese día me lo preparo bien.
    Un cordial saludo. y enhorabuena por el blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está genial, y sobre todo porque, según dices, estás empezando. No te preocupes por si deberías llevar o no más temas; para empezar, como te digo, lo que llevas está perfecto. Más adelante si tu preparador ve que puedes, quizás te exija más, o algún repaso, y tampoco debes agobiarte por ello porque el ritmo de estudio y nuestra capacidad de adaptarnos a él mejora con el paso del tiempo. ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Yo llevo poco tiempo con la opo. Tengo dos preparadores y me hacen llevar 4 temas cada vez que canto (martes y viernes), osea 8 en total. Y estoy superhipermega agobiada!!!! Cuando algún cante solo he llevado 3 temas, he ido más "segura" que con 4 porque con 4 no me da tiempo de asegurar los temas y con 3 si. Crees que es normal empezar con 8 temas semanales?? Enhorabuena por tu aprobado Señoría! Me encanta tu blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ¿Los 8 temas que llevas cada semana son nuevos? ¿O combinas nuevos y de repaso? Si me dices, te comento :) De cualquier manera ten en cuenta que si no puedes llevar bien los temas, conviene que hables con tus preparadores para que te expliquen el ritmo de estudio que imponen, si conviene bajarlo, y cómo podrías sentirte más segura. Pero espero tu respuesta y lo hablamos más detalladamente cuando tenga todos los datos :)

      Eliminar
    2. Hola! Pues si, de momento los 8 temas son nuevos. Como te dije acabo de empezar. El.mes pasado estaba hipermega agobiada. Ahora le voy cogiendo el ritmo, pero vamos, que cuando no llego a los 4 temas, dejo uno y ese para el próximo cante porque me iba a dar un ataque!! Lo hablé con los preparadores y me dijeron que fuera a por.los 4, pero que si no llego, pues mejor traer 3 bien que 4 cogidos con pinzas. Qué opinas? Es mucho? Me gusta tu blog, me rio mucho!!

      Eliminar
    3. ¡Hola! 8 temas nuevos a la semana es un ritmo de estudio muy muy bueno, y un poco demasiado exigente, entiendo yo. No obstante, y dado que no haces repasos, es posible que tus preparadores piensen que lo conveniente es que avances muy rápido para hacer pronto la primera vuelta. De todas formas, y como bien dices, si te agobias y ves que no puedes llevar todos los temas bien, lleva menos. A mí me parece un ritmo muy exigente, ya te digo, pero te mando mucho mucho ánimo porque si te lo exigen ¡es porque se puede! ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Holaaa! Yo llevo unos añitos ya estudiando y me he servido siempre de mi memoria fotográfica. Habia pebsado en pasarme a tus temas porque los veo muy buenos y con todos los articulos integrados y tal, pero quizas pueda trastornarme el estudio no crees teniendo mis temas mas que fotocopiados en mi mente? No obstante los usare para ver las cosas que resaltas como ppales sobre subordinadas y tambien las cosas que añades y que mis temas no tienen. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Pues yo también tendría miedo a cambiar de temas si, como dices, tienes memoria fotográfica y ya has estudiado de otros. Continuaría con los otros, creo. De cualquier manera me alegro de que los míos te sirvan de ayuda :) ¡Un abrazo!

      Eliminar

Deja tu comentario o tu sugerencia de mejora. ¡Gracias por tu ayuda!